CONDUCCIÓN DE EQUIPOS DE TRABAJO


Introducción


El siguiente apartado pretende conformar un ámbito de reflexión sobre los temas relativos a la conducción de los recursos humanos y la formación de equipos de trabajo, revisar los paradigmas que se tienen respecto a los colaboradores y el líder.

1. Desarrollo de equipos de trabajo


1.1 Modelo de Tuckman

El modelo de Tuckman explica que mientras el equipo desarrolla madurez, habilidades y establece relaciones entre sus miembros, el líder va cambiando su estilo de liderazgo. Comenzando con un estilo directivo, moviéndose hacia el coaching, luego participando y finalizando con delegación casi independiente. En éste punto el equipo pude producir un líder sucesor y el líder anterior puede moverse de lugar para desarrollar un nuevo equipo. La autoridad y libertad extendidas por el líder hacia el equipo van en aumento conforme el control del líder va en disminución.


El liderazgo conlleva una serie de responsabilidades, entre otras, promover el desarrollo de las capacidades de su equipo, ejercer el liderazgo sobre sí mismo y sobre los cometidos que les son propios.

A continuación la siguiente infografía detalla el modelo y sus etapas:

Organizaciones 2.0 Tuckman (Conflict Copy).png

En el siguiente video, el coach Glenn Smith nos explica cada una de las etapas de desarrollo de Bruce Tuckman












2. Gestión de Conocimiento


2.1 Comunidades de Práctica

Las comunidades de práctica son grupos de personas que comparten una pasión por algo que saben hacer, y que interactúan con regularidad para conocer la forma en que pueden aprender a hacerlo mejor.

Antes de comenzar a desarrollar el tema, vamos a explicar dos conceptos básicos.

Conocimiento Explícito: es el conocimiento formal, sistémico, objetivo y racional que puede ser expresado con palabras, números, fórmulas, etc. y fácilmente compartido.
Conocimiento Tácito: es aquél que una persona, comunidad, organización o país tiene incorporado o almacenado en su mente, en su cultura y es difícil de explicar a otros.


Hay tantas definiciones como comunidades de práctica, pero básicamente podemos entenderlas como: “grupos de personas que se reúnen con el fin de compartir ideas, encontrar soluciones e innovar, uniendo sus esfuerzos para el desarrollo continuo de un área de conocimiento especializado”. Donde “colaboran y aprenden unos de otros, cara a cara o de forma virtual, se mantienen unidos por un objetivo común y el deseo de compartir experiencias, conocimientos y mejores prácticas dentro de un tema o disciplina”.

Se trata principalmente de un grupo de personas que se unen en espacios virtuales y/o presenciales para intercambiar ideas y experiencias prácticas.

Como grupos de personas que son, su funcionamiento y desarrollo son el resultado de un proceso participativo continuo donde se ponen en juego estrategias de cooperación, colaboración y liderazgo, y donde simultáneamente se juegan diversos intereses e incentivos. Al facilitar la conexión e

intercambio entre personas, las CoP son espacios que favorecen la puesta en común de conocimiento tácito y contextualizado.
Las CoP son redes sociales dinámicas y flexibles. Son constituidas por sus participantes, quienes dan forma a la comunidad cada vez que interactúan para compartir un tema y propósitos comunes. Así mismo, las utilidades de una Comunidad de Práctica parten de las necesidades del grupo, pero, ¿para qué propósitos nos puede ser útil una CoP?

Las prácticas analizadas nos permiten agrupar en tres, los principales objetivos de una CoP:

Formación continua de los y las integrantes: Los miembros de una comunidad profesional disponen, a través de una CoP, de un medio interactivo e informal para mantenerse al día de novedades, noticias y opiniones sobre lo que ocurre en su disciplina. Se intercambia en la Comunidad el conocimiento teórico, metodológico y práctico alentando a que los proyectos se alimenten de enfoques multidisciplinarios para el beneficio de experiencias y áreas de especialización de los miembros del grupo.

Establecimiento de alianzas: Las CoP son vehículos que facilitan los flujos del conocimiento y refuerzan los lazos entre los y las integrantes de una comunidad profesional. La participación en una CoP, agrega carácter formal a los nexos entre profesionales y forja caminos hacia la colaboración, ya sea facilitando el contacto cara a cara o a través de redes virtuales de conocimiento. Estas plataformas incentivan a las y los participantes a emprender proyectos en colaboración. Las CoP permiten identificar prioridades estratégicas dentro de un grupo de personas que trabajan hacia una misma meta o en una misma organización pero cuyas actividades necesitan coordinación.

Generación de nuevo conocimiento: Una Comunidad de Práctica no es solamente una plataforma donde se comparte conocimiento, un reservorio de experiencia y recursos. Es, por su propia naturaleza, un espacio que retroalimenta y construye nuevo conocimiento fruto de la discusión y la reflexión. La participación en una CoP facilita la implementación de proyectos y programas que requieren de procesos de captura, análisis, intercambio y transferencia de conocimiento, articula iniciativas y coordina esfuerzos entre los diferentes actores comprometidos con los temas de desarrollo y derechos humanos.

La siguiente guía a continuación explica las pasos que habrían que llevar a cabo para crear comunidades de práctica.

external image Quick-start-up-guide.jpg






Wenger (Uno de los creadores del concepto) sintetiza las características esenciales de una comunidad de práctica y las diferencias con el resto de los grupos en internet, autodefinidos como comunidades.
Afirma que: No todo aquello llamado comunidad es una comunidad de práctica... Son cruciales tres características:

a) El dominio: puesto que una comunidad de práctica se enfoca sobre un dominio de interés compartido.
b) La comunidad: en la consecución de los intereses de su dominio, los miembros se comprometen en actividades y discusiones conjuntas, se ayudan uno al otro y comparten información. Así es como forman una comunidad alrededor de su dominio y construyen relaciones.
c) La práctica: una comunidad de práctica no es meramente una comunidad de interés. Los miembros de una comunidad de práctica desarrollan un repertorio compartido de recursos: experiencias, historias, herramientas, formas de manejar problemas recurrentes –en una práctica breve y compartida.



Links de Interes


http://www.uoc.edu/divulgacio/comein/es/numero19/articles/Article-Sandra-Sanz-Martos.html
http://wenger-trayner.com/
http://www.bellykm.com/KM-Consulting/Consultoria-en-Gestion-del-Conocimiento.html